6 ideas para usar saquitos de tela

Los saquitos de tela están de moda, y es que es difícil resistirse a ellos: ¡son demasiado bonitos! Desde Teefactory os traemos 6 ideas para usar saquitos de tela de formas originales, divertidas y sostenibles.

saquitos de tela

1.- Packaging personalizado

¿Tenéis una firma de bisutería, artesanía o perfumes y buscáis un packaging original, bonito y resistente? Las mini bolsitas de algodón son una alternativa que va ganando terreno.

Si además estampamos estos saquitos de algodón con un logo o un diseño llamativo, el resultado es perfecto. Mejoran la imagen de cualquier marca, ya que los clientes aprecian este tipo de detalles cada vez más.

saquitos de tela

2.- Regalos de boda para invitados

Uno de los usos más frecuentes de estas mini bolsas de tela son para hacer regalos para invitados de boda. Aunque su tamaño es pequeño hay espacio para detalles como dulces, algo de maquillaje, un espejo de bolso, una vela aromática o lo que se os ocurra regalar.

Su bonito color natural en crudo combina perfectamente con un diseño estampado en tonos oscuros. Y si preferís un toque más alternativo, estos sacos mini de tela también están disponibles en color negro.

3.- Saquitos de tela de semillas

Lo ecológico y natural está de moda, así que no nos sorprende que los sacos de algodón rellenos de semillas sean cada vez más populares. Su tamaño y forma moldeable hace que se puedan guardar en cualquier sitio y que se adapte bien a todas las zonas del cuerpo.

Estos saquitos de semillas se rellenan con trigo, arroz, eucalipto, menta, romero, lavanda… Se puede usar en frío o en calor, dependiendo de para qué lo necesitemos. Sirven para aliviar dolores musculares o ayudar a bajar la fiebre, entre otros muchos usos.

4.- Bolsitas de tela aromáticas

Un detalle retro que está volviendo a nuestras vidas son los saquitos de olor, usados para lograr que los armarios y los muebles donde guardamos nuestra ropa hagan buen olor. Se pueden colgar en las perchas o meterlos en los cajones y lo mejor de todo: ¡podemos personalizar la fragancia!

Podemos rellenarlos de flores secas, pieles de cítricos, pastillas de jabón o sal marina empapada de aceites esenciales. Como hay que cambiarlos una vez al mes y tenemos varios lugares de almacenamiento de ropa en casa, recomendamos tener al menos 10 unidades de saquitos de tela para hacer bolsas aromáticas.

5.- Manualidades y DIY

Si os apasiona el mundo del DIY (Do It Yourself, o sea, “hazlo tu mismo”) estos saquitos de tela son una oportunidad para ser creativos, ya que se pueden decorar y pintar de múltiples maneras.

Su tejido 100% algodón permite la decoración con rotuladores textiles, pintura o abalorios. Son un añadido genial en talleres de manualidades de escuelas, centros cívicos, asociaciones, esplais y campamentos.

6.- Bolsitas para compras a granel

Cada vez proliferan más las tiendas ecológicas dónde podemos comprar diferentes alimentos a granel, como legumbres, frutos secos, cereales o pasta. Para reducir el consumo de plástico, estos establecimientos ofrecen una alternativa sostenible y reutilizable: los mini sacos de tela.

Su cierre ajustable y su tejido transpirable convierten estas bolsitas personalizables en imprescindibles compañeros para ir a la compra y apuntarnos a un estilo de vida zero waste.

Podéis consultar nuestro catálogo online para descubrir todas las bolsas que tenemos disponibles para estampar o lisas. 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *